Un experto sostiene que el incendio de Brenntag fue fortuito y la Xunta llega a un acuerdo para cobrar 5,5 millones

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La declaración de un guardia civil, experto en investigación criminalística de incendios, pudo poner ayer en la picota las imputaciones de la Fiscalía. El agente, que compareció a instancia del ministerio público, fue contundente al concluir que el de Brenntag fue un «incendio fortuito». Asimismo, reiteró que no se puede determinar de manera concluyente cuál fue el origen de la deflagración. Señaló que la tesis que maneja el ministerio público, la que apunta en la dirección de que no se conectó el contenedor de tolueno con pinzas a tomas de tierra, es una de las posibles causas. Otras podrían ser una superficie excesivamente caliente, un impacto mínimo que produjese una chispa o «la simple fricción del viento» que provocase energía electrostática. En cualquier caso, sí que confirmó que, bajo su punto de vista, no se llegaron a emplear las citadas pinzas: «Si estuvieran colocadas hubieran aparecido porque unas similares sí que se encontraron en una zona muy próxima donde existía una carga de combustible similar». En cualquier caso, el uso de estos mecanismos no está recogido en normativa alguna. Así lo remarcó Luis Alfaro Aguilar, de la Consellería de Industria, al señalar que, a este respecto, «no existe normativa de obligado cumplimiento». Este ingeniero industrial resaltó que Brenntag «cumplía con toda la normativa industrial». Con respecto al tolueno, Alfaro Aguilar indicó que supone un riesgo por inhalación, «pero no es ecotóxica».

Finalmente, el juicio por el incendio en Brenntang se limitará a determinar si los tres empleados tienen algún tipo de responsabilidad penal por el vertido al río Umia. Y es que, mediante un acuerdo extrajudicial entre la aseguradora y la Xunta, según confirmaron ayer desde el despacho de abogados Garrigues, se ha indemnizado a la Administración con 5,5 millones de euros de los 9,6 que reclamaba inicialmente. Eso sí, sin aceptar ningún tipo de responsabilidad penal.

Saber más...