ASOCIACION ECOLOGISTA Primo de Rivera 8-1º C. 15006 Coruña asociacionecologistaarcoiris@gmail.com
                ASOCIACION ECOLOGISTA     Primo de Rivera 8-1º C. 15006 Coruña    asociacionecologistaarcoiris@gmail.com

LUAR NA LUBRE.  Espiral .

10 de febrero de 2015
ALEGACIONES AL BORRADOR DEL PRUG DEL EUME
ALEGACIONES PRUG EUME.docx
Documento Microsoft Word [50.9 KB]
22 de enero de 2015

   Como es lógico, la noticia contiene un grave gazapo. Es evidente que las alegaciones hacen alusión al eucalipto, pero en el sentido de promover su eliminación progresiva y su paulatina sustitución por especies autóctonas. El periodista se coló. Que le vamos a hacer!.

Las Fragas languidecen por la desidia del ministrín
EL PRUG, PENDIENTE DE APROBACIÓN
prug.pdf
Documento Adobe Acrobat [336.7 KB]

En cualquier otro país del mundo civilizado, las Fragas del Eume estarían entre algodones. Semejante reliquia forestal estaría protegida, vigilada y reglamentada como se merece. Pero esto es Galicia y aquí manda un inepto como Hernández, el ministrín de medio ambiente, al que está dejando en un cuarto. Trece años después de su declaración oficial, las Fragas han ardido el año pasado y aún carecen de Plan Rector sin que a este impresentable se le caiga la cara de vergüenza. Hasta cuando tendremos que seguir pagando los sueldos de estos vividores?.

  

 

    LAS CABRAS SE COMEN LOS HELECHOS DEL TERCIARIO DE LAS FRAGAS

  CLICK AQUI

Un informe de Medio Rural desmonta la teoría de la Xunta sobre el origen del fuego.

CLICK AQUI.

   Las Fragas del Eume forman parte de la Red Natura e incluso gozan? de una Junta Rectora y un Consejo Consultivo que, sin embargo, carecen de un instrumento de gestión tan elemental como un Plan Rector de Uso y Gestión, lo que representa uno de los casos mas flagrantes de incompetencia en toda la historia de la autonomía. Su gran extensión e incalculable valor ecológico convierten a este enclave en un serio candidato a ocupar el lugar que se merece: Parque Nacional. Es posible que, de contar con los medios técnicos y humanos que corresponden a esta figura legal no hubiera sido tan devastador el voraz incendio que consumió las entrañas de las Fragas hace escasas semanas. Es que acaso las Fragas del Eume tienen menos valor ambiental que las Islas Cíes?. La Xunta de Galicia debe liderar una iniciativa sólida en esa dirección.

Uno se acerca a las Fragas, cincuenta días después del gran incendio, con el corazón encogido. Después del bombardeo informativo que hemos soportado durante días y que a todos nos heló el alma, cualquiera se espera lo peor.

     Conviene hacer el trayecto a pie desde la explanada de Ombre, mas que nada porque ir en coche hasta la cocina no es nada respetuoso con el medio ambiente y encima no te fijas en lo que hay que fijarse.

     Y lo primero en lo que uno se fija es en las barreritas portátiles que ha tenido a bien instalar el señor ministrín de medio ambiente (Hernández), una aquí, otra allá; pocas, pero bien colocaditas para que las vea la peña y se crean que se han hecho ímprobos esfuerzos contra la erosión. Como si fueran de pego, de cadena cien, vamos. Una patochada de escaparate, un timo. Ni colocar barreras saben. Al lado de una barrera dejan un tramo con mayor pendiente huérfano y no pasa nada. Total !. Y de monte arriba nada, que es muy empinado. Solo al ladito de la carretera, para que luzcan como es debido y la plebe salga del marco antes incomparable satisfecha del buen hacer del ministrín Hernández. Han debido llamar a Pepe Gotera y Otilio, barreras a domicilio.

     El sotobosque arrasado llegando al puente de Caaveiro, pero la arboleda ha aguantado el envite y rebrota con fuerza y orgullo, con dos cojones. Llegas al mirador del cenobio y echas una miradita de reojo al frente del dosel que tenías guardado en la memoria como oro en paño y, la verdad, no se te cae el alma a los pies. Piensas que no ha sido tan horroroso como pensabas. El espiritu descansa y los ojos vuelven a acariciar con la mirada ese fragor vital de las Fragas que aún sigue ahí, enhiesto y orgulloso como lo recordabas. Rodeas con la vista el Monte Fero que rodea ese prodigio de piedra que es Caaveiro y solo ves alguna pincelada negra en la odiosa fila de eucaliptos que algún fulano plantó delante del monasterio. A su alrededor, el color verde de la vida y la esperanza sigue insuflando a quien lo mira esa eterna y ancestral sensación de inmensa paz arrullada por el ronroneo incesante y eterno del padre Eume que sigue acariciando con cariño las riberas de su amada fraga

     Lo peor esta monte arriba, hacia las cumbres y detrás de las bambalinas, donde la montaña inicia la vertiente de A Capela, donde el cañón se convertía en reserva integral. Ahí ya no se atreve uno a ir. Habrá que dejarlo para otra ocasión. Es el tiempo el que tiene poder sobre las cosas, sobre los matices y hasta sobre si mismo. Otro día.

EUME, PARQUE NACIONAL

 

     Por qué no?. Las Fragas del Eume reúnen todas las condiciones para convertirse en el segundo Parque Nacional de Galicia, tanto por extensión, como por importancia ecológica. Dentro de sus límites pueden encontrarse especies de fauna y flora únicas o en serio peligro de extinción y su ecosistema único y privilegiado (unicamente se le puede comparar el bosque de Killarney, declarado, por cierto, parque nacional, en Irlanda) no tiene parangón en toda Europa, por ser el último bosque atlántico en estado casi primigenio. En su interior crecen incluso helechos de la Era Terciaria y seis de ellos están rigurosamente protegidos.

     Sin embargo, desde su declaración en 1997 como Parque Natural, poco se ha hecho por mejorar su seguridad. El Plan de Uso y Gestión lleva trece años de retraso y no se han activado los protocolos previstos en la Ley 3/2007, de prevención de incendios forestales, por lo que las Fragas carecían de mecanismos propios de defensa contra el fuego. Graves y serias responsabilidades, sin duda, que alguien tendrá que explicar.

     Si desde su creación en 1997, la Xunta hubiera asumido con seriedad el reto de cuidar, potenciar y proteger las Fragas, el panorama a día de hoy sería bien distinto. Si en ese momento, la Xunta hubiera firmado con los propietarios de los terrenos incluidos en el contorno del Parque un compromiso por escrito mediante el cual se garantizase el ingreso anual de una partida presupuestaria pública en un fondo económico gestionado por una cooperativa forestal a lo largo de un plazo de años prudencial, hoy estaríamos hablando de una situación radicalmente distinta. Los propietarios habrían ido ingresando una saneada renta anual, estarían implicados en el cuidado del parque y en poco tiempo, los terrenos pasarían a ser de dominio público.

     Como no se hizo nada de eso y se protegió por Decreto y contra la voluntad de los propietarios, todo lo que se hizo (o no se hizo) después ha sido un cúmulo de despropósitos que han culminado en lo que hoy tenemos: 750 hectáreas chamuscadas, un enorme coste económico, ambiental y social y un futuro por delante poco prometedor.

PROGRAMA AMBIENTAL DE RTVE

    BOSQUES DE GALICIA

Disponible en FNAC
Streaming de Africa

Contacto

ASOCIACION ECOLOGISTA ARCO IRIS
Primo de Rivera 8-1º C 
15006 CORUÑA

 

También puede ponerse en contacto con nosotros utilizando nuestro formulario de contacto. O bien entrando en la sección CONTACTA CON NOSOTROS.

ARCO IRIS es una asociación ambiental independiente y no subvencionada con fondos públicos ni privados.

haz click en las imágenes y entra en nuestras páginas

espacios naturales

coruña ciudad

el juicio del Prestige

incendios forestales

minicentrales

Plan Hidrológico de Galicia

PRESTIGE
CASON
GAS NATURAL-MIÑO
BOTELLON CORUÑÉS